¿EN QUÉ TE PUEDO AYUDAR?

Muchas veces nos podemos plantear la opción de acudir a terapia pero a la vez hay algo que nos frena e impide dar el paso, porque, ¿en qué me va a poder ayudar?

Hay muchos tipos de terapia, tantos como personas que se dedican a ella.

Esto es importante saberlo y conocerlo porque fuera de ramas (conductista, humanista…) lo que más va a determinar el desarrollo de la terapia es el vínculo entre la persona que acude y él/la terapeuta.

Por ello no es solo acudir a terapia, sino el dar con la persona con la que realmente vas a conectar.

¿Porqué esto es importante? Porque no es fácil poder ser uno/a mismo, y para poder abrirnos de verdad necesitamos una confianza y seguridad plena en la otra persona.

No es solamente: “vete y cuéntale todo”. Fácil de decir, difícil de hacer.

El vínculo es la clave.

Si conseguimos ese vínculo esa será la gran ayuda, sentirte tú (igual por primera vez) con la persona que tienes enfrente y contigo mismo/a.

Hay personas que no han podido ser ellas mismas porque siempre han estado para las demás, y conseguir esto es liberarse de muchas, y pesadas, cargas.

La terapia ayuda en que una persona puede observar desde fuera y darte puntos de vista o hacer que tú los veas desde perspectivas de las que igual no eras consciente.

Ayuda a entender, y si entendemos, podemos solucionar.

Y sobre todo ayuda a estar en paz, ¿con quién?, contigo mismo/a.

Ese es el bienestar.

Un abrazo

Pablo Fernández Díaz. Psicólogo. Psicoterapeuta Humanista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *